Cómo sobrevivir económicamente como madre soltera: 8 formas de llegar a fin de mes - CentSai
All

Cómo sobrevivir económicamente como madre soltera: 8 formas de llegar a fin de mes

Chonce Maddox
8 minutes read
18 views
CentSai relies on reader support. When you buy from one of our valued partners, CentSai may earn an affiliate commission. Advertising Disclosure
Cómo sobrevivir económicamente como madre soltera: 8 formas de llegar a fin de mes
Resumen de 6 segundos: Olvídate de los estereotipos. Hay formas de sobrevivir y triunfar incluso en los momentos más difíciles.
La crianza de los hijos es uno de los trabajos más difíciles y satisfactorios del mundo. Pero cuanto menos preparado estés cuando te conviertas en padre, más difícil será.

Se podría decir que mi situación financiera como adulta joven comenzó con una desventaja: me convertí en una madre adolescente. Me uní a las filas del 4.7 por ciento de todas las mamás en los EE. UU. que se convirtieron en padres en la adolescencia. Si bien la mayoría de las personas de mi edad recibían ofertas de tarjetas de crédito por correo, yo vivía en casa con mi hijo y me sentía arruinada.

Afortunadamente, me di cuenta de que las guarderías diseñadas a medida y los artículos de marca para bebés no eran necesarios para criar a un niño feliz. Me concentré en crear lazos afectivos con mi hijo, hacer que se sintiera amado y disfrutar de los primeros meses de maternidad.

Convertirse en padre a una edad tan temprana fue una llamada de atención en muchos niveles. También me empujó a poner mis finanzas en orden. De lo contrario, sufriría las consecuencias.

Los estereotipos comunes sobre las madres solteras jóvenes no son muy halagadores. Son juzgadas como desertoras de la escuela secundaria, drogadictas y, en general, malas madres.

Pero cuando me convertí en madre, no me centré en esos estereotipos. En cambio, me concentré en mantener la cabeza en alto y aprender a sobrevivir económicamente como madre soltera. Aquí hay algunas formas que encontré para llegar a fin de mes, incluso cuando estaba luchando.

1. Busca una vivienda asequible

4 formas prácticas de llegar a fin de mes Reunirse como madre soltera a partir de hoy

Me mudé cuando tenía 20 años. En ese momento, un elegante complejo de apartamentos con toneladas de comodidades en un barrio atractivo no era una opción para mí. Contemplé mudarme a Chicago e ir a la escuela allí, pero rápidamente me di cuenta de que no sería asequible. Mis opciones eran limitadas.

En lugar de eso, me mudé a The Boonies y asistí a una universidad estatal en una zona más rural. Pude conseguir un espacioso apartamento de una habitación por el mismo precio que un estudio en Chicago. Mi apartamento era increíblemente básico, pero era mi hogar.

Usé el dinero que había ahorrado de mis devoluciones de impuestos y mi trabajo para pagar la fianza y el primer mes de alquiler.

2. Busca ayuda

Como apenas ganaba suficiente dinero para pagar el alquiler, califiqué para cupones de alimentos y para el Programa especial de nutrición suplementaria para mujeres, bebés y niños (WIC). Para mí, no había lugar para el orgullo o para preocuparme por lo que los demás pensaran de mí.

Podía aceptar la ayuda y comer, o morir de hambre.

Empecé con cupones de alimentos y aprendí cómo crear mi primer presupuesto de comestibles con el dinero que recibía cada mes. La comida que recibí en WIC era buena para bocadillos saludables y leche para mi hijo, pero en realidad no era algo para vivir.

“La asistencia pública está diseñada para ser una muleta para aquellos que están luchando, no una pierna para uso permanente”, dice Blake Rowe, un asesor financiero y de seguros con licencia en Allstate.

“Su diseño original era actuar como un complemento para que quienes lo usaran pudieran ahorrar y prosperar, e idealmente eliminar la línea de pobreza. Con un presupuesto detallado y la mentalidad correcta, se puede alcanzar el objetivo original: una mejor calidad de vida ”, agrega.

3. Crea un presupuesto y reduce los costos

Cuando necesitaba ayuda extra, visitaba despensas de alimentos locales y me enteré de un programa comunitario que ofrecía una cena gratuita para los lugareños todos los miércoles. Recuerdo reunirme regularmente con una amiga de la universidad y sus hijos en esa cena.

Cuando me gradué de la universidad y encontré un trabajo de tiempo completo, dejé de recibir cupones de alimentos, pero las habilidades presupuestarias que aprendí de la experiencia todavía me acompañan hoy en día, y mi familia de tres miembros gasta solo alrededor de $300 al mes para comer bien.

4. Obtén ayuda para el cuidado infantil

El cuidado infantil puede ser un gran problema para los padres solteros. Para empezar, es caro, y si no puedes pagar las tarifas de la guardería, no te quedan otras opciones, ya que no puedes trabajar o ir a la escuela sin cuidado infantil.

Afortunadamente, muchos estados tienen programas que brindan subsidios para hacer costo del cuidado infantil más asequible para las personas que califican. Todavía tienes que pagar algo de tu bolsillo, pero no tanto como la tarifa normal.

El hecho de que hubiera una guardería en el campus de mi universidad fue increíble. Programaba mis clases durante el día para que mi hijo pudiera ir a la guardería mientras yo ganaba créditos, luego lo recogía por la tarde.

Sin el programa de asistencia de guardería, no estoy segura de cómo me las hubiera arreglado para obtener una licenciatura en cuatro años.

5. Ahorra dinero y paga tus facturas por adelantado, si puedes

Abre una cuenta de ahorros para gastos futuros y reserva el dinero que puedas.

“La mejor manera de asegurarte de que estás contribuyendo regularmente es tan simple como configurar un depósito directo en una cuenta de ahorros”, dice Rowe. “A partir de ahí, puedes contribuir automáticamente tanto como puedas para ajustarte a tu presupuesto. El estándar es del 3 al 10 por ciento de tu salario neto de cada cheque más $10 adicionales. Parece pequeño, pero puede sumar y lo hará”.

Una vez que empieces a ver crecer tus ahorros, puede ser tentador gastarlos en cosas que creas que necesitas, como ropa nueva o casos de “darse un capricho” que en realidad son actos de derroche al azar.

“Se recomienda pagar tus facturas con uno o dos ciclos de anticipación porque si alguna vez se encuentra en ese ‘punto difícil', entonces tienes un pequeño colchón al que apoyarte hasta que vuelvas a estar estable”, señala Rowe.

6. Aprovecha los programas federales

El programa WIC que mencioné anteriormente puede salvar vidas.

Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF) es un programa federal dirigido por la Administración para Niños y Familias (ACF). Ayuda con los costos de cuidado infantil para familias que enfrentan una situación financiera difícil. También proporciona recursos para ayudar a los padres desempleados a encontrar trabajo para que puedan mantener a sus familias.

También está el Programa de asistencia energética para hogares de bajos ingresos, o LIHEAP, que ayuda a las familias de bajos ingresos a pagar sus costos mensuales de calefacción y aire acondicionado. El programa también puede cubrir el costo de pequeñas reparaciones al sistema de calefacción o aire acondicionado de una casa.

Estos son programas financiados por el gobierno federal, pero cada estado tiene sus propios requisitos, por lo que es mejor verificar los requisitos de la agencia en el sitio web de tu propio estado.

7. Encuentra un sistema de apoyo

Si eres joven y te preguntas cómo sobrevivir económicamente como madre soltera, la clave es encontrar apoyo. Me sentí bastante desanimada cuando me convertí en una madre adolescente. Pero luego me di cuenta de que tenía toda mi vida por delante. Algunas cosas podrían haberse vuelto más difíciles, pero eso no las hacía imposibles.

Todos pasan por diferentes luchas en la vida, pero la clave es ignorar las estadísticas y los escépticos.

En cambio, concéntrate en encontrar un sistema de apoyo y apoyarte en él para que puedas volver a ponerte de pie. Esa es la única forma de alcanzar tus objetivos.

La conclusión es que un sistema de apoyo sólido y una mentalidad positiva pero realista puede marcar la diferencia y ayudarte a tomar medidas para mejorar tu vida.

8. Evalúe tu situación

Una vez que hayas superado la mala racha y te hayas recuperado, es hora de evaluarte financieramente a ti misma y a tu situación. Empieza a anotar cada vez que entra o sale dinero, y por qué lo hace. Esto te ayudará a atrapar esos disimulados lattes de $5.

Para empezar, averigua cuánto debes y anótalo. Estos son tus gastos, tales como:

  • Alquiler o hipoteca
  • Despensa
  • Facturas: servicios públicos, Wi-Fi, factura de teléfono, etc.
  • Deuda de tarjeta de crédito
  • Préstamos estudiantiles
  • Suscripciones mensuales como Netflix
  • Transporte: ¿Tomas el tren o el autobús? ¿Andas en coche? Todo suma.
  • Seguro de cualquier tipo
  • Costos de guardería
  • Gastos anuales como preparación de impuestos, impuestos a la propiedad y cuotas de membresía como el gimnasio o la biblioteca local
  • Costos escolares, como útiles y uniformes
  • Regalos de vacaciones
  • Vacaciones

Una vez hecho todo, evalúa lo que posees:

  • Tu casa u otra propiedad
  • Cualquier vehiculo
  • Inversiones como acciones, bonos, etc.
  • Cuentas de jubilación: 401 (k), Roth IRA, etc.
  • Ingresos de cualquier otro lugar, ya sea trabajo a tiempo completo o parcial, trabajo por cuenta propia, alquiler de una propiedad tuya, etc.

Esto puede parecer abrumador al principio, pero recuerda: no estás haciendo esto para castigarte. Saber cuánto dinero entra y qué sale te mostrará dónde hacer los recortes, si es necesario, o dónde mereces derrochar un poco.

Considera el presupuesto como una forma de cuidado personal: conocer los límites de cuándo puedes “darte un gusto”, eliminará la culpa y te ayudará a disfrutar más. ¡Mamá también necesita divertirse!

Información adicional de Kelly Meehan Brown y Jazmin Rosa.

Your rating will help CentSai learn what you love to see.Please send your thoughts and comments to info@centsai.com
Your rating will help CentSai learn what you love to see.Please send your thoughts and comments to info@centsai.com