Cuidando tu salud mental: cuándo y cómo pagar los medicamentos - CentSai

Cuidando tu salud mental: cuándo y cómo pagar los medicamentos

Melanie Lockert
7 minutes read
40 views
CentSai relies on reader support. When you buy from one of our valued partners, CentSai may earn an affiliate commission. Advertising Disclosure
Cuidando tu salud mental: cuándo y cómo pagar los medicamentos
Resumen de 6 segundos: La depresión y otros problemas de salud mental pueden arrastrarte a un pozo sin fondo, dejándote sin esperanza y, a menudo, sin un centavo. ¡Entérate de cuáles son tus opciones!

Si alguna vez has lidiado con la depresión o con la ansiedad, sabrás que ambas pueden consumirte y consumirlo todo. He sufrido de depresión desde mi adolescencia, así que sé de primera mano lo horrible que es. Cada día es una batalla constante entre tu ser superior y tus demonios internos.

Más de 21 millones de adultos sufren de depresión cada año, con una mayor prevalencia entre las mujeres (10,5 por ciento, en comparación con el 6,2 por ciento de los hombres), según el Instituto Nacional de Salud Mental. Además, la depresión afecta más a los adultos jóvenes de cualquier grupo demográfico, ya que el 17 % de los adultos de 18 a 25 años sufren un episodio depresivo mayor.

Además, la depresión afecta más a los adultos jóvenes de cualquier grupo demográfico: del total de personas que padecen depresión, se calcula que entre uno y medio y dos millones son adolescentes y adultos jóvenes. Este incremento es, sobre todo, consecuencia directa del COVID-19.

Si estás pasando por un momento difícil a causa de la depresión o la ansiedad es importante que tú o la persona de tu familia que la padece, participe en una terapia o incluso que pruebes medidas holísticas para combatirla; pero eso puede no ser suficiente ayuda en casos graves. Quizás te preguntes si es el momento adecuado para recurrir a los medicamentos indicados y enterarte cuál es el proceso y sus costos. Bueno…

Mi historia de salud mental

A los 16 años tuve una crisis de salud mental. Finalmente, obtuve la ayuda que necesitaba a través de la terapia y de una pauta de medicamentos. Durante casi siete años, probé una variedad de ellos.

La medicación no es de ninguna manera una píldora mágica. Tienes que probar y probar medicamentos, dosis y efectos secundarios.

Después de un tiempo, finalmente me decidí por aquellos medicamentos que no tenían demasiados efectos secundarios. Me sentí estable. En muchos sentidos, los antidepresivos eliminaron los picos más bajos de mi vida, así como los máximos más altos.

A los 23, después de graduarme de la universidad y enfrentar otras transiciones de la vida, dejé de tomar mis medicamentos abruptamente. (No lo recomiendo). Esta decisión me puso en un camino difícil. Después de todo, la química de mi cerebro había cambiado a consecuencia de las pastillas y estaba intentando eliminar mi dependencia de ellas.

Dejar los medicamentos fue un proceso miserable, pero me sentí despejada y revitalizada una vez que los componentes estuvieron fuera de mi sistema. Desde que dejé de usar antidepresivos, pensé que podría mantener las cosas bajo control a través de psicoterapia, ejercicio y alimentación saludable.

Y así fue hasta hace un par de años. En el transcurso de unos meses, he tenido más y más cambios de humor y más festivales de lágrimas al azar que no son producidos por nada externo.

No me sentía bien, y eso es difícil de escribir. Pero, si en todo el mundo hemos entrado en un proceso de reconocimiento de la importancia de la salud mental, hay que hablar de ello.

En un intento por mejorar las cosas, me volví más activa. Volví a la terapia y comencé a comer de manera saludable y a tomar suplementos. Hice lo mejor que pude para que las cosas salieran bien, pero no fue suficiente. Seguía sin sentirme bien. Las actividades normales, como levantarme de la cama y hacer un trabajo que disfruto, se volvieron una carga.

¿Cuándo es necesario tomar medicamentos?

Decidí volver a tomar los medicamentos y han sido parte de mi rutina diaria durante dos años

Después de 10 años sin ellos, pensé que estaría bien. Que sería capaz de manejar cualquier cosa que se interpusiera en mi camino. Me equivoqué.

Si te encuentras en la misma situación que yo, es posible que te preguntes cuándo es el momento adecuado para comenzar a tomar medicamentos. Yo no soy médico y para cualquier problema de salud grave, siempre recomiendo consultar a un profesional de la salud. En mi caso muy particular, decidí que era el momento adecuado porque:

  • La terapia estaba ayudando, pero no era suficiente.
  • Del mismo modo, los suplementos, el ejercicio, la alimentación saludable y la meditación ayudaban, pero tampoco eran suficientes.
  • Comencé a tener problemas para trabajar.
  • Mis pensamientos negativos superaban a los positivos.

Al final, sin embargo, la decisión de tomar medicamentos es profundamente personal. Es tú decisión.

“La investigación muestra que la psicoterapia y los medicamentos psicotrópicos son igualmente efectivos en el tratamiento de la depresión, por lo que es realmente una cuestión de preferencia”, dice Carrie Krawiec, terapeuta matrimonial y familiar de la Clínica Birmingham Maple en Michigan. “La investigación también muestra que los mejores resultados en el tratamiento de la depresión se obtienen cuando se usan juntos”.

“Aconsejo a los clientes que piensen en los síntomas que padecen.”, continúa Krawiec. “Por ejemplo, si se sienten saturados de sentimientos de culpa, ansiedad, irritabilidad, inutilidad, inseguridad, pensamientos negativos, la terapia de conversación puede ayudar. Si sus síntomas depresivos son más fisiológicos, como fatiga, problemas para dormir, pérdida o aumento de peso, la ruta de la medicación para el dolor somático tiene sentido”.

Si has considerado cualquier cosa que te lastime o te haga daño, los medicamentos pueden ayudar a disminuir algunos de esos pensamientos.

¿Cuánto cuestan los medicamentos psiquiátricos?

Desafortunadamente, no hay una respuesta única para todos. Cuando tomaba medicamentos hace 10 años, mi seguro cubría las consultas con el psiquiatra y había un copago de $20. Mi medicamento también tenía copagos similares.

Según la Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales, “La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, por sus siglas en inglés) requiere que su plan de salud cubra la salud mental por igual que otros tratamientos; esto se denomina paridad de salud mental”.

Si no tiene seguro, su médico puede proporcionarle algunas muestras y puede considerar optar por una alternativa genérica. También puede consultar NeedyMeds, una organización nacional sin fines de lucro que ayuda a las personas a encontrar recursos para pagar los medicamentos.

Si no cuentas con ningún seguro ni coberturas, tu médico puede proporcionarte algunas muestras y puedes considerar optar por una alternativa genérica. Desafortunadamente las opciones son caras; pero hay servicios de atención gratuitos y puedes optar por las terapias alternativas y naturales para aliviar los síntomas.

Finalmente, no tengas miedo de preguntarle a tu terapeuta actual cuáles son tus alternativas. Nunca, por ningún motivo, dejes de buscar la atención y el tratamiento que necesites.

“A menudo, hay terapeutas y clínicas de terapia que ofrecen una escala móvil de tarifas, es decir, tarifas de tratamiento que se ajustan para satisfacer sus necesidades de ingresos”, dice Krawiec. “Además, las clínicas universitarias pueden ofrecer atención psiquiátrica gratuita o de menor costo según la necesidad a cambio de ser parte de un programa educativo”.

Cuida tu salud mental: haz lo que sea correcto para ti

Si este es el momento adecuado para comenzar a tomar medicamentos, eso depende totalmente de ti y de tu médico. Si has probado otros métodos y no has obtenido los resultados que deseas, quizás es el momento de considerar esta opción.

Los profesionales de la comunidad de salud mental están de acuerdo en que, si bien hay avances hacia una mayor conciencia sobre las enfermedades mentales que antes de la pandemia, tenemos que desarrollar un enfoque más activo y personal para abordar trastornos como la depresión y la ansiedad.

“Creo que la sociedad en este momento aún sigue siendo un tanto reactiva para abordar los problemas de salud mental”, dice Krawiec. “Creo que se tiene que hacer un esfuerzo mayor en las prácticas sistémicas que previenen los problemas de salud mental.”

La buena noticia es que la medicación no tiene por qué ser una cadena perpetua. Pero si es algo que necesitas para siempre, también está bien. Es una ayuda y no hay nada malo en recibirla si la necesitas.

No tienes que sentirte avergonzado o solo si no estás bien. No significa que hayas fallado. Tampoco significa que seas una mala persona.

Si tuvieras un brazo roto, te lo revisarían, ¿verdad? ¿Por qué deberías tratar su salud mental de manera diferente? Si tu salud mental interfiere con sus actividades diarias y con tu calidad de vida, debes considerar obtener ayuda, sin importar el costo. Mereces disfrutar de la vida.

Your rating will help CentSai learn what you love to see.Please send your thoughts and comments to info@centsai.com
Your rating will help CentSai learn what you love to see.Please send your thoughts and comments to info@centsai.com