Cómo entender la Gran Renuncia - CentSai

Cómo entender la Gran Renuncia

Peter Neeves Ph.D
6 minutes read
31 views
CentSai relies on reader support. When you buy from one of our valued partners, CentSai may earn an affiliate commission. Advertising Disclosure
Cómo entender la Gran Renuncia
Resumen de 6 segundos: En el mundo post-pandemia estamos viviendo el fenómeno de Gran Renuncia, en el que muchas personas están dejando sus trabajos. Un record. ¿Por qué?
El fenómeno de la Gran Renuncia es una de las grandes sorpresas del mundo post-pandemia. La gente está dejando sus trabajos en números récord. Y no solo está sucediendo en Estados Unidos. Estamos hablando de un fenómeno internacional: una Gran Renuncia a lo largo de todo el planeta. Y apenas empieza.

¿Quién hubiera pensado que ante la mayor calamidad de salud ha enfrentado el mundo en alrededor de 100 años, la gente dejaría sus trabajos en masa? ¿Qué hay detrás de este inesperado fenómeno?

Una confluencia de factores

Aunque todavía no ha habido tiempo para un estudio académico extenso sobre el tema, ha habido algunas aproximaciones. Sabemos que es internacional, y sabemos que no se trata solo de trabajadores de nivel básico.

De hecho, la Harvard Business Review (HBR) informó que las renuncias están siendo protagonizadas por trabajadores de diversos sectores entre los 35 y 45 años, es decir, a la mitad de su vida laboral. Los grupos de edad más jóvenes y mayores en realidad muestran una disminución en la rotación año tras año. Hasta aquí la idea de que son jovencitos desilusionados, porque no lo son.

También sabemos que la mayor rotación ha sido en los campos de la medicina y la tecnología, dos de las profesiones más exigidas durante los dos años de pandemia y cuyos profesionales han sufrido una cantidad ingente de estrés y falta de apoyo.

Haya muchos artículos de opinión pero poca información dura para contrarrestar el estado de opinión: que las demandas de los profesionales de la salud y la informática no han sido escuchadas por los gobiernos y que han perdido la fe en las instituciones en las que trabajan. Por mucho que podamos estar de acuerdo con estas opiniones, y por mucho que muy probablemente los datos duros lo confirmen, en este momento solo podemos afirmar con certeza que hay unas variables que han cambiado y que las prioridades para todos son otras después de la experiencia que como civilización hemos vivido en esta pandemia. Las cosas han cambiado; estamos ante un movimiento importante y no todos se van por las mismas razones.

Muchas personas dejaron sus trabajos porque estaban quemadas o porque no se sintieron escuchadas. Muchos de estos problemas ya existían antes de la pandemia y se agravaron. La extraordinaria situación que todos vivimos lo único que hizo fue acentuar los graves problemas que ya existían.

Cómo evaluar la Gran Renuncia

Hay evidencia de que muchas personas han utilizado la pandemia como una oportunidad para reevaluar su relación con el trabajo. Ciertamente, la mayoría de las personas tuvieron una conexión directa con la pérdida durante la pandemia. Mucha gente murió; muchos más enfermaron. La muerte suele ser abstracta, pero de repente se volvió muy real.

La forma en que trabajamos también cambió.

Los que estaban encadenados a un escritorio en una oficina se encontraron trabajando en sus casas. Muchos pudieron evitar aquellos eternos viajes en tren o en autobús y desde luego que no quisieron volver a su antigua vida. Otros descubrieron que podían lograr mucho más sin la constante erosión del tiempo que se produce al estar en contacto directo con los demás.

No existe un estándar único en el nuevo estado de cosas; la gente llega a sus propias conclusiones a su manera. Pero parece que hay un número significativo de personas que decidieron que les gustaba más esta “nueva” forma de trabajo y no querían volver a la anterior. Algunos de ellos comenzaron a hacer los cambios necesarios para no tener que volver a su antigua vida.

También vimos un repunte del espíritu empresarial. Es demasiado pronto para determinar cuánto impacto ha tenido esto en el número de renuncias a nivel mundial, pero se han formado muchas nuevas empresas desde el comienzo de la pandemia. No sabemos la magnitud de este factor, pero sí sabemos está ahí ,de alguna manera.

Los riesgos de la Gran Renuncia

La rotación de empleados, gente que cambia su trabajo en épocas de bonanza económica, es normal. Esa ha sido la regla durante décadas. Y tiene sentido: es más fácil cambiar de trabajo cuando abundan los trabajos. Hay un menor riesgo percibido.

Si te arriesgas a comenzar un nuevo trabajo cuando hay muchos trabajos, el riesgo percibido es más bajo; si el nuevo concierto no funciona bien, tienes muchas otras opciones. Si cambias de trabajo cuando escasean los trabajos, tiene un mayor riesgo percibido; si el nuevo concierto no funciona bien, podrías quedarte sin empleo por un tiempo indefinido.

Parece haber cierta confusión sobre el hecho de que tanta gente esté cambiando su forma de trabajar. Desafortunadamente las condiciones económicas no se corresponden con un momento de alta rotación de empleados.

El ingrediente que no hemos considerado es en realidad muy simple: la gente no considera las condiciones económicas a la hora de plantearse un cambio de empleo.

Nadie revisa las previsiones económicas para buscar trabajo. Es un problema de oferta y demanda. Hay unas posiciones vacantes y una masa de personas que pueden ocuparlas.

Mayor riesgo.

La pérdida de empleos en la industria hotelera fue inesperada. No hubo tiempo para adaptar el negocio a la nueva realidad. Las primeras renuncias en masa se dieron ahí antes que en otros sectores. Ciertamente, esto se debió a una serie de factores, incluido el deseo de los trabajadores a un nuevo modelo de vida. Pero este no fue el único factor.

Una cosa de la que un trabajador de la hostelería siempre podía estar seguro era que había otro trabajo disponible a la vuelta de la esquina. Si trabajabas en la hostelería, era muy posible que no tuvieras las mejores condiciones laborales ni siquiera ganando una buena cantidad de dinero; pero siempre había plazas de trabajo disponibles.

La hospitalidad experimentó un cambio único, de ser una ocupación de bajo riesgo de desempleo a ser un empleo con un riesgo percibido mucho más alto que cualquier otra ocupación; y por lo tanto, con mayor riesgo de desempleo. Es posible que algunos trabajadores se hayan estado preguntando cómo los negocios podrían soportar un nuevo confinamiento o la llegada de otra variante de virus.

El trabajo de hostelería no se presta a la acumulación de riqueza que facilita capear las tormentas. Algunos trabajadores no pueden o no quieren volver a correr ese riesgo.

Capacidad de respuesta

Algunos empleadores están agravando el problema. Por ignorancia o simplemente porque quieren que la vida empresarial post-pandemia sea igual a la que dejaron atrás, intentan reflotar sus establecimientos sobre las mismas bases anteriores a la pandemia que ya de por sí eran cuestionables. Es decir, sin corregir los problemas previos a la pandemia que, aún sin ellos saberlo, amenazaban sus patrimonios.

La situación posterior a la pandemia ha incorporado factores en los salarios que a muchas personas les parecen incorrectos. No entienden por qué antes de ofrecían peores salarios pero ahora hay menos prestaciones. Muchos empleadores no se están adaptando tan rápido como deberían.

La Gran Renuncia

Lo más probable es que obtengamos algunos estudios realmente sólidos sobre la Gran Renuncia en los próximos meses y años. Espero que los académicos hagan un trabajo justo al mostrarnos los factores causales significativos. Y aunque hay una serie de factores, es probable que algunos sean más frecuentes que otros.

Sabemos con certeza que el fenómeno es nuevo, es mundial y se dio en medio de la pandemia. Sabemos que ha habido un cambio tectónico en la relación entre los trabajadores y el trabajo, y es probable que eso no vuelva nunca al statu quo.

La pandemia le robó a las personas el poder sobre su salud y su vida cotidiana, y las personas han recuperado parte de ese poder al controlar lo que hacen en el trabajo y para quién lo hacen. Esto puede ser parte de la nueva normalidad.

Your rating will help CentSai learn what you love to see.Please send your thoughts and comments to info@centsai.com
Your rating will help CentSai learn what you love to see.Please send your thoughts and comments to info@centsai.com