Recuerdo estar en una tienda con mi mamá y mi papá. Yo era solo una niña, no podía tener más de 8 o 9. Mis padres acababan de comenzar a darnos a mi hermano mayor y a mí una mesada (aunque muy pequeña, $ 1 por semana, para ser exactos) en un esfuerzo para darnos algunos consejos sobre el valor del dinero.

Sin duda, estaba ansioso por experimentar mi primera experiencia de libertad financiera, como lo estaría cualquier niño, pero con la miserable cantidad que me habían dado durante la semana, no había mucho en la tienda que pudiera pagar.

Mis padres intentaron explicarme que si yo guardé mi mesada durante unas semanas, o incluso juntando mis dólares con mi hermano, pude permitirme algo mejor. Algo que realmente quería.

Pero, por supuesto, los ignoré por completo y me dirigí a la caja con mi paquete de 12 lápices de colores, aunque ya tenía muchos de ellos sin usar en casa. Mi miserable asignación me estaba quemando el bolsillo. Salvarlo parecía imposible. Era absolutamente necesario gastarlo, independientemente de lo que mis padres tuvieran que decir al respecto.

Descarga una aplicación de finanzas familiares

Recurrir a mis padres en busca de asesoramiento financiero

Este fue el primero de muchos lecciones sobre el dinero mis padres me lo han otorgado a lo largo de mi vida, aunque me gusta pensar que logré prestar más atención a medida que fui creciendo (al menos eso espero).

Hasta el día de hoy, mis padres siguen siendo las primeras personas a las que recurro en busca de asesoramiento y orientación financiera.

Los llamé presa del pánico para preguntar sobre los deducibles del seguro. Les he pedido que proporcionen un desglose detallado de las tasas de interés. No sé si mi esposo y yo hubiéramos logrado comprar una casa sin ellos en nuestra esquina. Son mis personas favoritas para contactar cuando necesito una explicación real de algo "adulto" que solo pretendo entender.

No hace falta decir que pensé que todo el mundo funcionaba de esta manera. Que todo el mundo tiene el lujo de ver a sus padres como sus asesores financieros personales, sus gurús del dinero que siempre están ahí para ofrecer información útil y valiosa en caso de necesidad.

Resulta que estaba equivocado.

Sí, muchos adultos recurren a sus padres en busca de asesoramiento financiero. 31 por ciento según lo informado por la National Foundation for Credit Counseling. Pero eso no significa necesariamente que sea algo bueno.

Cuando los padres con malas finanzas dan consejos

Ahora me considero una excepción afortunada por tener a mis padres, a quienes considero personas muy conocedoras de las finanzas, como mi recurso inquebrantable para obtener consejos sobre dinero. Y me considero aún más afortunado por haber sido criado por personas con habilidades financieras decentes.

Tengo amigos que se enteraron de que sus padres estaban totalmente patas arriba cuando se trataba de los pagos de la casa y estaban en peligro de ser ejecutados.

Obtén una consulta gratis

Descubrieron que sus padres tenían más de $ 40,000 en deudas de tarjetas de crédito que habían estado cargando durante años. Se enteraron de que los queridos padres no habían Guardardo nada para la jubilación, a pesar de que ya tenían 50 años y medio.

Mis amigos solían admirarlos, escuchar sus consejos sobre finanzas. Pero ahora se sentían engañados e irritados.

¿Cómo pudieron sus padres dar consejos financieros cuando ellos mismos se encontraban en una situación tan terrible?

Entonces, ¿por qué habían estado tan dispuestos y dispuestos a seguir ciegamente los consejos de dinero de su mamá y su papá sin siquiera molestarse en investigar y formar sus propias opiniones?

¿El simple hecho de ser el padre de alguien le da la credibilidad y el conocimiento para moldear sus puntos de vista y opiniones financieras?

Recursos para buscar una segunda opinión financiera 

¿No son tus padres el recurso financiero que necesitas que sean? No hay necesidad de temer, hay muchos lugares confiables a los que puede acudir para obtener información imparcial y fácil de entender:

  • Consumer.gov: Este sitio del gobierno puede ayudar a cualquier persona a administrar su dinero.
  • Money Smart para los jóvenes: Esta página del sitio web de la FDIC ofrece clases gratuitas de educación financiera para distintas edades. 
  • MyMoney.gov: Puede encontrar recursos de educación financiera para jóvenes, educadores y cuidadores aquí.
  • Noticias del consumidor: Este boletín mensual publicado por la FDIC ofrece mucha educación y consejos financieros.

Cómo confiar en sus padres como recursos financieros

Sin duda, existe una confianza inherente entre padres e hijos. Crees firmemente que las personas que te crearon nunca te engañarán.

Pero ya sea intencionalmente o no, sucede. Quizás los propios padres no estén informados. O quizás simplemente tienen estándares de salud financiera diferentes a los de sus hijos.

Entonces, ¿cómo puedes evaluar que tu padre es un buen recurso financiero?

"Cuando se trata de sus finanzas, su recurso debe tener suficiente conocimiento e información para ayudarlo y poder presentar una solución completa en términos simples", afirma Drew Parker, creador de The Complete Retirement Planner.

Es posible que los hitos financieros y los puntos de referencia que tenían tus padres cuando tenían tu edad no se apliquen a tu vida.

Es importante asegurarse de que sus padres “lo ayuden a comprender lo que se le presenta, por qué se aplica a usted específicamente y que la información sea lo más precisa y completa posible”, agrega Parker.

Afortunadamente, la mayoría de mis amigos se las han arreglado para evitar situaciones financieras difíciles. Pero algunos se han encontrado en circunstancias que podrían haberse evitado si hubieran buscado una segunda opinión.

Lo más importante es...

Entonces, ¿cuál es mi punto aquí? Animo a todos los adultos jóvenes a que vean el dinero como hacen la política o la religión. Escuche a sus padres. Considere cuidadosamente esos puntos de vista y opiniones que se le han inculcado durante años.

Pero no sienta la necesidad de seguir ciegamente y directamente sus pasos. En su lugar, utilice su orientación como punto de partida y punto de partida para hacer su propia investigación y formar sus propias ideas de éxito y bienestar financiero.

Sí, podrías tropezar, incluso podrías comprar esos lápices de colores cuando probablemente no deberías. Pero forjar su propio camino financiero sigue siendo mucho mejor que la alternativa.

Descarga una aplicación de finanzas familiares