Cuando se trata de invertir, millones de estadounidenses suelen utilizar clases de activos tradicionales, como acciones, bonos y efectivo.

Desafortunadamente, los inversores soportan dolorosos episodios de volatilidad del mercado. No obstante, las inversiones alternativas ofrecen un segundo conjunto de clases de activos no tradicionales. Estos brindan a los inversores la libertad de ganar dinero más allá de las acciones y bonos rutinarios.

Los Alts pueden ayudar a los inversores a proteger su dinero de las fuertes caídas del mercado o incluso obtener retornos de inversión aún mayores. Se utilizan mejor para diversificar una cartera tradicional ya establecida, y van desde vacas lecheras y propiedades para alquilar a negocios emergentes y estrategias de inversión complejas.

¿Cuántas inversiones alternativas hay disponibles para los inversores?

Hay alrededor de una docena de clases de activos alternativos disponibles para inversores, quienes tienden a ser personas adineradas, bancos de inversión, fundaciones y fondos de pensiones. Estos se denominan inversores acreditados. Pueden pagar la gran inversión inicial requerida por la mayoría de los slts, lo que los hace efectivamente fuera del alcance de los pequeños.

No obstante, hay algunas inversiones alternativas disponibles para cualquier inversor, y es posible que tú mismo puedas invertir en una de ellas a través de tu 401 (k) o plan de pensiones del gobierno. Por ejemplo, yo tengo un fondo indexado en mi plan de jubilación que invierte en alts. Ha sido un buen diversificador y un desempeño superior durante casi 20 años.

Si inviertes en alts, es probable que sea a través de un fondo con fecha objetivo, un fondo mutuo altamente diversificado compuesto por docenas de fondos mutuos de acciones y bonos.

Maximiza tus esfuerzos de jubilación hoy

¿Cuáles son las inversiones alternativas más populares?

Para simplificar, aquí hay una lista de las seis inversiones alternativas más utilizadas por inversores minoristas y acreditados:

  • Productos básicos
  • Fondos de cobertura
  • Futuros gestionados
  • Bienes raíces
  • Capital privado
  • Capital de riesgo

1. Productos básicos

Los productos básicos son inversiones en el planeta Tierra. O básicamente lo que nos viste, nos alimenta y nos abriga, además de que alimenta nuestros coches y ordenadores, entre un millón de otras cosas. Los productos básicos incluyen cultivos y ganado, combustibles fósiles como el petróleo y el carbón, y metales preciosos como el cobre y el oro.

Para ganar dinero, los inversores hacen apuestas sobre la subida y bajada de los precios: precios futuros de las materias primas (petróleo crudo) y precios futuros del producto manufacturado (gasolina).

Dicho esto, apostarle al futuro es un negocio arriesgado y apostarle a los precios de las materias primas es aún más arriesgado.

Una poderosa tormenta, por ejemplo, podría destruir la mayor parte de la cosecha de maíz de Estados Unidos en días y hacer subir los precios debido a la escasez de demanda. Por tal motivo, estas estrategias de inversión a corto plazo se dejan a los profesionales y no al inversor minorista.

Sin embargo, el pequeño inversor todavía tiene una forma de invertir en los precios de las materias primas de forma segura. Comprar un un fondo de inversión (ETF) que compra los productos básicos reales, como oro o madera. Es mejor buscar un ETF que compre varios productos básicos diferentes, que los hace menos volátiles cuando los precios comienzan a volverse locos. A esto se le llama diversificación.

2. Fondos de cobertura

Piensa en fondos de inversión privados, reservados y algo inquietos. Los fondos de cobertura son el pequeño juguete de Wall Street para los ricos y poderosos: su propio mercado de inversión privada con poca supervisión gubernamental.

Asegura tu descuento

Estos fondos pueden recaudar dinero de los inversores y disfrutar de una flexibilidad mayor para comprar o vender una amplia gama de activos a medida que los administradores de fondos buscan superar a los mercados regulares de bonos y acciones. El único rasgo que los hace únicos es que buscan beneficiarse, no solo del crecimiento económico, sino también de las ineficiencias del mercado

Los fondos de cobertura se consideran el bastión exclusivo de los ricos, y lo son.

Para unirse a uno, debes ser un inversor acreditado que pueda manejar la estructura de tarifas de un fondo corriente. Esto requiere una tarifa fija del dos por ciento sobre los activos totales bajo administración y un 20 por ciento adicional sobre las ganancias del fondo. Algunos fondos cobran mucho más.

Personalmente, creo que la mayoría de los fondos de cobertura son una mierda. A pesar de la exageración del súper rendimiento, muchos han fallado y cerrado.

3. Fondos de futuros gestionados

Esta inversión alternativa funciona de manera muy similar a un fondo de cobertura. Los fondos de futuros administrados son operados por administradores de fondos que recolectan dinero de los inversionistas e invierten en una amplia gama de activos.

Más regulados que los fondos de cobertura, los fondos de futuros administrados hacen apuestas especulativas sobre el futuro. Es decir, los precios futuros de las materias primas, las divisas y tasas de interés. Estos fondos utilizan dos productos financieros complejos para hacer esto: futuros y opciones.

Los futuros son contratos para comprar un producto básico o una moneda a un precio y una fecha establecidos. Las ganancias dependen de si el precio real es mayor o menor que el precio acordado. Las opciones funcionan de la misma manera, pero los inversores tienen la opción de comprar o vender el activo en una fecha y precio predeterminados.

Los inversores minoristas que buscan diversidad para sus carteras pueden comprar fondos de futuros administrados por menos de $10,000. Pero apostarle a los precios futuros es un negocio arriesgado y es mejor dejarlo en manos de los profesionales.

4. Bienes Raíces

Esta es la inversión alternativa más democrática, un generador de dinero comprobado en el que es muy fácil entrar. Probablemente ya conozcas algo acerca de la inversión inmobiliaria: puedes comprar una propiedad de alquiler por tu cuenta y alquilarla tener tu propiedad sin estar generando ingresos).

Diversifica tus activos

Si con esto no consigues hacer flotar tu bote, puedes hacerte socio de un grupo de inversión inmobiliaria, que compre y administre condominios y apartamentos. O puedes comprar acciones en un fideicomiso de inversiones inmobiliarias o REIT.

Un REIT es simplemente una empresa con un estado fiscal especial que posee y administra todo tipo de propiedades comerciales y residenciales.

Produce un flujo de ingresos constante que devuelve a los inversores en forma de dividendos. Los REIT son una de mis inversiones favoritas.

Invierto en ello a través de mi 401 (k) del Vanguard Real Estate Index Fund, que rastrea el desempeño de los REIT en todo el mundo. Con un bajo costo y una actividad constante durante años.

5. Capital privado  

Hay miles de empresas en los EE. UU. y en todo el mundo que no venden acciones y se esfuerzan por seguir siendo privadas. Entonces, ¿cómo obtienen capital para crecer?

Los Inversores de Capital Privado (PE, private-equity investor) forman empresas de capital privado para invertir directamente en compañías con flujos de ingresos fiables. También se dirigen a empresas, con antecedentes de rentabilidad y notoriedad, que se encuentran hundidas y necesitan una renovación de la gestión para rescatarlas. Además, los inversores de PE no son pasivos. A menudo ayudan a dar forma y administrar la empresa.

A veces, los inversores utilizan dinero prestado como "palanca", de manera que sus ganancias aumenten. Los inversores de PE obtienen beneficios cuando una empresa objetivo se vende o se hace pública (la dirección comienza a vender acciones).

Una vez más, el capital privado está dirigido principalmente a inversores acreditados y adinerados. Pero los inversores minoristas también pueden obtener beneficiarse comprando acciones de empresas de capital privado como Blackstone y la  Carlyle Groupo comprando ETF que rastrean un índice compuesto por docenas de empresas de capital privado que cotizan en bolsa.

6. Capital de riesgo

El capital de riesgo (VC) funciona de manera muy similar al capital privado. Los inversores forman empresas de capital de riesgo para financiar empresas privadas. Pero a diferencia de los inversores de PE, los inversores de capital riesgo apuntan a startups en sus primeras etapas. Proporcionan capital fundamental para el desarrollo del negocio.

Claro esta que los inversores de capital de riesgo aceptan una mayor exposición y menos control sobre la gestión de una startup.

Al igual que con PE, los inversores en nuevas empresas ganan dinero cuando la empresa se vende o emite acciones. El tiempo de espera para que los inversores de capital de riesgo vean un rendimiento podría ser de entre 10 o 20 años, y es difícil sacar tu dinero (muy poco líquido). La inversión de capital de riesgo es principalmente para inversores acreditados.

Asegura tu descuento

Últimas reflexiones: ¿Qué pasa con los activos duros?

Inversores que no pueden apostar por los precios de las materias primas o ser propietarios pueden encontrar ganancias rentables comprando obras de arte, monedas y vinos raros y costosos. Algunos compran autos y aviones antiguos. Realmente cualquier cosa de valor y edad.

Al igual que con el capital de riesgo, estos inversores no buscan obtener ganancias rápidas. Es probable que estén más motivados por su amor por el arte, un merlot raro o un viejo Duesenberg que por obtener grandes ganancias.

Las inversiones alternativas vienen en todas las formas y tamaños y puede que no sean adecuadas para muchos inversores. Sin embargo, es bueno saber que los inversores tienen más oportunidades de ganar dinero por encima de las inversiones tradicionales.

Investiga y solicita la ayuda de asesores financieros confiables.