La educación financiera sigue avanzando lentamente para llamar la atención, mientras que las discusiones sobre las metodologías apropiadas en un entorno escolar siguen siendo escasas. La falta de atención suficiente a la metodología ha obstaculizado el progreso; muchos programas carecen de una evaluación significativa y los estudios longitudinales son pocos.

Esto crea un problema circular: es difícil obtener apoyo para expandir los programas cuando hay una falta de evidencia verificable de su efectividad, lo que dificulta avanzar y obtener esa evidencia.

Una gracia salvadora es la gran necesidad de conocimientos financieros. A pesar de la evidencia suficiente de efectividad, existe un creciente cuerpo de evidencia de necesidad. La gente real está sufriendo las consecuencias del analfabetismo financiero todos los días. El mundo financiero sigue volviéndose más complejo y la gente se está quedando atrás visiblemente.

Descarga una aplicación de finanzas familiares

Mandatos de alfabetización financiera

Sigue habiendo un lento progreso en el número de estados que requieren algún tipo de educación financiera como requisito para graduarse de la escuela secundaria. Ahora es aproximadamente la mitad, lo cual es significativo, pero claramente no es donde debemos estar.

Sin embargo, pocos estados requieren que los estudiantes tomen un curso independiente en finanzas personales. Más requieren educación en finanzas personales integrada con otros cursos. Los mandatos son geniales, pero no significan que realmente suceda.

Es preocupante ver que los jóvenes que se gradúan de la escuela secundaria apenas saben leer o escribir; Puede haber poca confianza en que de alguna manera hayan obtenido una educación financiera razonable mientras se perdían la lectura en las escuelas.

No siempre se cumplen los mandatos. Las escuelas enfrentan muchos desafíos y los estados no van a presionar mucho para que aquellos que no saben leer sean buenos con el dinero. Probablemente sientan que tienen problemas mayores.

Los mandatos estatales de educación financiera en las escuelas son importantes pero no suficientes.

El desafío de la retroalimentación

La educación financiera debería marcar la diferencia durante toda la vida. Con demasiada frecuencia, los resultados no se miden o no se miden en un momento determinado. Y el enfoque tiende a estar solo en el conocimiento.

El conocimiento es importante, pero la educación financiera es una habilidad; debe aplicarlo y utilizarlo para desarrollar la habilidad. Se aprenden habilidades mediante la práctica con el conocimiento; se requieren conocimientos y experiencia.

Se parece mucho a la soldadura: puedes leer un montón de libros, pero eso no te hace competente con un soplete. Necesita conocimiento y experiencia para ser un buen soldador, como necesita conocimiento y experiencia para ser competente en cualquier habilidad.

No importa si es cocción o la alfabetización en vuelo o en finanzas, el conocimiento sirve de poco sin experiencia, y la experiencia puede ser un profesor caro y peligroso en ausencia de conocimiento. Son inseparables; ninguno tiene un valor significativo por sí solo.

Una aplicación que pueden administrar los padres

En un aula, hay opciones para desarrollar las habilidades de la educación financiera, tal como lo haría con la soldadura o el horneado. Las habilidades de alfabetización financiera se pueden desarrollar con casos y juegos, con herramientas interactivas y con concursos.

La formación práctica proporciona al alumno un circuito de retroalimentación. Toman una acción y se desarrolla una consecuencia. La formación del conocimiento sin un componente experiencial es mejor que nada, pero no puede competir con la experiencia.

Una situación ideal es directamente práctica. Los juegos son un gran sustituto, pero no la única opción. Los estudios de casos, el aprendizaje de historias y la crítica de las acciones de otros, incluso los ejercicios simples pueden agregar un componente práctico a la capacitación en conocimientos y mejorar la probabilidad de mejora a largo plazo.

El conocimiento tiene la ventaja singular de ser fácil de probar y evaluar. Las evaluaciones pueden medir las ganancias de conocimiento, mientras que el desarrollo de habilidades es más difícil de evaluar.

Elementos del programa

La educación en alfabetización financiera eficaz necesita desarrollar varias habilidades. Algunos se pasan por alto en los programas basados ​​en el conocimiento.

Para tener conocimientos financieros, debe poder evaluar las alternativas financieras. Esto puede resultar útil en actividades cotidianas como comparación de compras y es fundamental para compras importantes.

Las personas con conocimientos financieros deberían poder comparar opciones de hipoteca y tomar una decisión razonable en función de su situación y debe poder evaluar opciones como arrendar un auto versus comprar un auto. La toma de decisiones financieras es una habilidad esencial de alfabetización financiera.

El uso de la tecnología en las finanzas es importante y cada vez tiene más importancia. Hay fantásticas herramientas disponibles para ayudar a las personas en una gran variedad de desafíos financieros. Pero usar herramientas poderosas sin el conocimiento de las consecuencias puede ser una receta para el desastre.

Los estudiantes no solo deben saber cómo usar la tecnología, esa es la parte fácil, sino que también deben saber cuándo usar la tecnología y cuáles son los riesgos potenciales. Es demasiado fácil invertir en inversiones arriesgadas con tecnología.

Desafortunadamente, puede experimentar consecuencias negativas sin siquiera saber que las consecuencias fueron posibles.

La tecnología puede ser maravillosa y poderosa, o puede ser paralizante.

La concienciación sobre el fraude y su prevención debe ser un elemento de una buena educación financiera. Ha sido malo ahí fuera y está empeorando. Las personas necesitan saber cómo protegerse a sí mismas y dónde averiguar qué vigilar a medida que las personas malas mejoran en lo que hacen.

Una aplicación que pueden administrar los padres

Finanzas conductuales

Las finanzas conductuales ya no se puede ignorar. En la escuela, las personas necesitan aprender sobre los aspectos de comportamiento de la educación financiera y cómo lidiar con el mayor obstáculo que enfrentarán en su viaje hacia el éxito financiero: ellos mismos.

El dinero es un tema emocional. Las emociones pueden hacer que las personas tomen decisiones subóptimas. Los concesionarios de automóviles lo saben. Tu también deberías.

Los estudiantes deben aprender sobre los riesgos que trae consigo el comportamiento y cómo combatir esos riesgos. Debe haber soluciones proactivas para hacer frente a nuestras tendencias humanas, que no nos sirven como acumuladores a largo plazo. Cuanto más comprendamos y seamos conscientes de nuestras propias deficiencias, mayor será nuestra capacidad para superarlas y lograr el éxito.

Mercados y volatilidad no son lo que frena a los inversores; Los comportamientos frente a las condiciones del mercado y la volatilidad son lo que frena a los inversores. Las finanzas conductuales son un componente esencial de la educación financiera.

Pensamiento sistemico

La educación financiera puede beneficiarse del pensamiento sistémico. Nada ocurre sin afectar otras cosas. Esto es tan cierto en materia financiera como en cualquier otro sistema.

Si aumenta su Contribuciones 401 (k), por ejemplo, afecta no solo su preparación para la jubilación, sino también su flujo de efectivo y sus impuestos y puede afectar otras áreas de su vida financiera. Cualquier cambio individual tiene el potencial de tener múltiples consecuencias.

Asimismo, la educación financiera y los asuntos financieros ocurren dentro de sistemas más grandes. Las habilidades de aritmética de un individuo son un codeterminante de su capacidad financiera. Aquellos con pocas habilidades de aritmética son más propensos a tener dificultades financieras.

La educación en aritmética no es educación financiera, pero apoya la educación financiera. Aquellos desafiados por la aritmética necesitan adquirir conocimiento y comodidad con otras herramientas para ayudar con la aritmética.

Habla hasta la muerte

Uno de los principales objetivos de los programas de educación financiera básica es crear conciencia mientras se desarrollan habilidades rudimentarias.

Podemos ayudar. Podemos ayudar en nuestras familias y podemos ayudar en nuestros lugares de trabajo. Y podemos ayudar simplemente hablándolo hasta la muerte.

Podemos y debemos hablar sobre asuntos financieros en casa. Deberíamos hablar de presupuestos y deberíamos hablar sobre el proceso de evaluación de alternativas financieras.

Una aplicación que pueden administrar los padres

Los niños que crecen en un hogar donde los padres fuman tienen más probabilidades de fumar; Los niños que crecen en hogares donde los padres demuestran conciencia y moderación financiera tienen igualmente más probabilidades de adquirir estos hábitos.

No demuestre los hábitos que no desea que los niños adquieran y repita los hábitos que le gustaría que adquirieran.

Muchos de nosotros podemos hablar sobre la educación financiera en el trabajo. Podemos ser defensores del 401 (k) o otros planes de jubilación. Podemos ser defensores de la reducción de la deuda y podemos ser defensores de los fondos de emergencia y podemos ser defensores de los presupuestos. Y podemos hacer eso sin ser desagradables. A la gente no le gusta que le digan qué hacer, pero aman las historias.

Si tiene pasión por la educación financiera o el bienestar financiero, puede compartir esa pasión.

Es posible que se sorprenda no solo de la cantidad de personas interesadas, sino también de que harán cambios y estarán emocionados de contarle su propio progreso.

Háblalo. Las historias son una herramienta de enseñanza muy poderosa. Habla hasta la muerte.

Lo más importante es...

No existe una fórmula mágica para el analfabetismo financiero. Están sucediendo cosas asombrosas, pero aún nos queda un largo camino por recorrer.

La educación financiera es una habilidad compleja y podemos pasar toda la vida aprendiendo cosas nuevas continuamente. Pero no lo haremos si no tenemos un comienzo sólido. La educación en alfabetización financiera debe construir las bases sobre las cuales las personas puedan construir la vida financiera que desean tener.

Necesitamos mantener la idea de habilidad o capacidad como principio rector. Conocimiento de la diferencia entre tipos de inversión es bueno, pero evaluar esas diferencias es esencial. Las habilidades se pueden utilizar en situaciones cambiantes.

Hay muchas herramientas que se pueden utilizar para mejorar el desarrollo de habilidades. La tecnología sigue ayudando. Hay más videos, simulaciones y juegos geniales disponibles todos los días. Hay mucho poder en las historias. Cuanto más podamos hablar sobre la educación financiera, mayor será la diferencia que podremos hacer.

El foro en el que nos presentamos puede restringir las técnicas o metodologías que podemos usar, pero siempre podemos mejorar la educación financiera en las escuelas haciéndola experiencial. Eso es lo que la gente llevará más adelante; ahí es donde se marca la diferencia.

Descarga una aplicación de finanzas familiares

  • ¿Tienes alguna pregunta sobre tus finanzas personales?
    Envíala y podría ser el tema de una próxima columna.
  • Este campo es para fines de validación y debe dejarse sin cambios.